domingo, 13 de agosto de 2017

LA FAMILIA CHECHENA (Martín Solá, 2015)


LA FAMILIA CHECHENA (Martín Solá, 2015)

ENLACE A RESEÑA EN ÚLTIMO CERO (pinchar aquí)


En el mundo del cine documental hay más riesgo, más inconformismo, más ruptura, que en el mundo de la ficción. Ambos dan soberanas muestras de vitalidad, pero desembarazados del afán de reportaje, los directores de no ficción pueden explorar mejor la realidad desde la heterodoxia.


 Quien asista pensando en el testimonio, en el relato de barbarie, en la represión o el exterminio, en el fundamentalismo de corte religioso, se llevará una decepción. Puede verse, u oirse, parte de ese contenido, pero el hilo conductor es una ceremonia religiosa sufí que encadena cánticos y movimientos hasta alcanzar una especie de éxtasis místico en el grupo que participa. De ahí, a extrapolar otras conclusiones, la mente del espectador es muy libre de volar con las imágenes.