martes, 25 de julio de 2017

IT,S NOT THE TIME OF MY LIFE (Ernelláék Farkaséknál, Szabolcs Hadju, 2016)





 IT,S NOT THE TIME OF MY LIFE (Ernelláék Farkaséknál , Szabolcs Hajdu, 2016)

Un juego de máscaras que se van retirando hasta que terminan siendo sustituidas por otras que dan un pequeño respiro, un  optimista guiño final ante tanta acumulación de bilis, rencor, deudas, dudas y reclamaciones pendientes con la familia como eje desintegrador del individuo. Hadju, director, guionista e intérprete principal de esta película vencedora en el festival de Karlovy Vary, referente cinéfilo para el cine de la Europa del Este, sitúa la puesta en escena como elemento justificador de su criatura. Encerrados entre las paredes de su piso, el matrimonio protagonista, la sorpresiva aparición de la hermana de ella con su marido, y los hijos de cada pareja, irán destilando a lo largo de un agotador episodio de incomodidad, desencuentro, afinidad y rechazo a la ruptura que parece inminente, un catálogo de anécdotas apenas apuntadas, de dudas personales que no se quieren transmitir plenamente al otro o a los otros, de episodios adormecidos que han dejado un rescoldo a punto de avivarse en cualquier momento, y que implican aceptar la sucesión de los días desde una sensación nada oculta de insatisfacción personal.



La cámara es la dueña del recorrido existencial, breve en el tiempo, pero sobre el que pesa un pasado siempre presente sobre los protagonistas; y esta cámara, encorsetada como está por los espacios reducidos del interior de una vivienda burguesa en el centro de Budapest, admirada y envidiada por esa hermana y cuñado que piden refugio tras su nuevo fracaso personal y laboral, ofrece imágenes que tienden a convertirse en proyecciones del ojo de quien observa la escena, ya sea ésta franca y nítida, o a hurtadillas, como quien espía desde el quicio de una puerta lo que se dice o lo que se hace desde otra habitación diferente sin querer revelarse como presente, expectante a lo que va a dar de si esa invasión familiar inesperada tras una noche en la que las notas de Bach al piano suenan absolutamente fuera de lugar mientras un  niño se comporta un auténtico salvaje indomesticable. La igualmente reciente “Sieranevada” juega también a algo parecido, a las consecuencias de encerrar a un grupo de personas dentro de un espacio que no se puede abandonar, y a filmar lo que fragmentariamente permite el objetivo de la cámara. Aquí Hadju dota más libertad a sus actores (familia y amigos, junto con un equipo técnico formado en su mayor parte por alumnos de la escuela de cine de Budapest) pues les permite un fuera de campo más amplio abandonando el interior de la vivienda y desapareciendo temporalmente del espacio. Argucia cinematográfica para permitir que ambos matrimonios, o alguno de los personajes, consigan un aislamiento o una intimidad que desaparece estando juntos, aumentando la presión de una situación en la que el oxígeno parece ir disminuyendo al tiempo que todo parece a punto de estallar.


En ese espacio cerrado la ventana del salón juega como improvisada válvula de escape para renovar el aire y para que unos puedan pedir ayuda, apoyo, consuelo, a los demás. Los problemas económicos de Ernella y Albert se oponen, inicialmente, a los problemas matrimoniales de Farkas y Eszter, asi el dinero que parece separar a las hermanas no es el motivo por el que una pareja no termina de funcionar, si a Ernella y su marido parece funcionarles como la excusa necesaria para justificar sus problemas personales, cuando se enfrentan con la realidad de Eszter y Farkas, a los que el dinero no les supone una obsesión porque lo tienen, les termina situando en la realidad de que cuando una pareja no funciona no es porque no tenga la seguridad económica suficiente. A Farkas y Eszter el tiempo les ha ido erosionando, su relación oscila entre la ira, el desencuentro, el reproche, la inseguridad del tiempo perdido, para ello Farkas usa la excusa de un hijo que ha venido a destrozar la armonía previa de una pareja que disfrutó mientras fueron una familia de dos que no ha podido convertirse en familia de tres, lo que para Eszter es el reconocimiento de un doloroso fracaso personal porque la retrotrae a su propia infancia y juventud, a ese padre airado del que todo el mundo habla y no terminamos de ver, a quien esperamos pero que se nos mantendrá permanentemente en la expectativa de ser, o no, bien recibido.



El encierro familiar forzado, y temporal, podría haber concluido en la descompresión por explosión o implosión, en la constatación de varias rupturas anunciadas, pero Hajdu opta por algo poco frecuente en el cine contemporáneo que escoge la vía amarga para retratar a sus personajes. Les otorga una nueva oportunidad como resultado de esa especie de ayuda recíproca que entre todos ellos, con sus conversaciones al borde de la desesperación, van teniendo en parejas y que les permite revisar su estado presente para intentar remendar el propio futuro. Su liberador final no está en contradicción con lo visto anteriormente, ni tan siquiera es sinónimo de arreglo de todos los problemas. Es una tregua, una pausa, como un intermedio tras el espectáculo que los niños ofrecen a esos adultos enmascarados, quienes al quitarse el disfraz parecen haberse quitado la careta del miedo y la inseguridad momentáneamente, quitarse la careta y asumir los problemas tras reconocerlos, un momento de tranquilidad y de buenos propósitos que puede durar o que puede desaparecer en cuanto cerremos la puerta y se apague la cámara, en el fondo cuando termina la narración oímos a Daniel Johnston con su “Life in vain”, “me siento vacío” ha dicho Farkas, y esa sensación responde a sentimientos más profundos y duraderos como para ser borrados con una simple mirada en el espejo.


IT,S NOT THE TIME OF MY LIFE (Ernelláék Farkaséknál). Hungría. 2016. Dirección: Hajdu, Szabolcs. Guión: Hajdu, Szabolcs. Producción: Gábor, Ferenczy | Herner, Dániel | Muhi, András | Muhi, Zsófia. Compañía Productora: Filmworks Ltd. | FoxusFox Studio | Látókép Ensemble. Fotografía: Bántó, Csaba | Chilton, Flóra | Gajdics, Dávid | Hejüsz, Betti | K. Kovács, Ákos | Kisteleki, Márton | Miskolczi, Péter | Pásztor, Péter | Simon, Tamás | Szalai, Márk | Szilágyi, Gábor | Tímár, Gergely | Tóth, Levente. Edición: Papp, Szilvia. Sonido: Zándoki, Bálint. Reparto: Gelányi, Imre | Hajdu, Lujza | Hajdu, Szabolcs | Hajdu, Zsigmond | Szabó, Domokos | Szilágyi, Ágota | Tankó, Erika | Török-illyés, Orsolya. 72 minutos

TRAILER