sábado, 31 de diciembre de 2016

UN SOBERBIO AÑO DE CINE ESPAÑOL

UN SOBERBIO AÑO DE CINE ESPAÑOL

ARTÍCULO EN ÚLTIMO CERO


A veces me han hecho comentarios acerca de mi "condescendencia" con el cine español, indirectas del tipo "como nadie lo puede ver no te arriesgas a que alguien te lleva la contraria", intuyendo así un cierto chauvinismo en mis reseñas que no puede ser tal cuando uno no siente ni patria ni bandera. Ahora bien, duele, y mucho, comprobar como semana tras semana los cines se llenan de basura intergaláctica, romances bobalicones, pseudoactores que no saben pronunciar dos palabras seguidas, mientras películas de muchísima mayor calidad, que no necesitan doblaje (otro de los grandes males de este país) ni subtitulado (o si, porque hay cine catalán que se dobla, cine vasco que no llega por rodarse en euskera) que permanece desconocido para el público, incluso para el curioso y que busca otros lenguajes. Por eso este 2016, como 2015, o 2014, han sido años de creatividad asombrosa, cualquiera que lea mis reseñas verá que el cine español cuenta con un lugar destacado y merecido en el blog, un cine que no es el de los Goya ni el de los telediarios, que apenas encuentra espacio en festivales salvo aquellos que se toman en serio la labor de la programación. Sirva este artículo de homenaje y crítica al espectador complaciente. En 2017 habrá más