lunes, 3 de agosto de 2015

FESTIVAL LA GUARIMBA 2015 (III)


 
FESTIVAL LA GUARIMBA 2015 (III)
 


FICCIÓN
 

INSPECTION (Gala Sucharova, 2013, Rusia)
 


Las modernas sociedades del bienestar, o que pretenden serlo, sienten la necesidad de velar por la infancia y evitar su desamparo. Una asistente social, una policía y un cámara acuden a la casa de una niña a punto de ser tutelada por la administración para comprobar si la madre ha reorientado su comportamiento, ha dejado de beber y se ocupa de la menor como última oportunidad previa a enviar a la niña a un centro de acogida. Dentro de la evidencia de pobreza y necesidad, todo parece haberse redirigido, la ausencia de la madre por razones de trabajo es sustituida por las explicaciones de la menor sobre cómo su madre la prepara la comida, las ropas, la ayuda a estudiar……..pero algo no convence, hay una atmósfera de irrealidad en lo que vemos. Lo dilatado de la propuesta termina rompiendo cualquier sorpresa, pronto advertiremos que algo se oculta, algo no es tan normal, algo de lo que dependerá la decisión del equipo psicosocial.

 

DEAD LEAVES (Noam Ellis, 2014, Israel)
 


Opresivo y angustioso relato sobre una joven madre incapaz de controlar sus impulsos, retrato de un cierto tipo de enfermedad mental que puede desquiciar a cualquiera, y no solo al que la padece. En un entorno burgués la fragilidad de esa madre y ese hijo choca con la evidencia de seguridad y tranquilidad que reporta, para el menor, el jardín de infancia, como si la madre fuera una amenaza, desconocemos el motivo de sus reacciones, pero comprobamos el efecto de las mismas. El sufrimiento personal y, porqué no, el egoísmo de pensar en uno mismo solamente, matizado por el fogonazo de responsabilidad que produce la maternidad cuando la protagonista se da cuenta de su papel, el problema son los momentos de pérdida de control. Desasosegante corto.

 

GUMMIFAUST (Marc Steck, 2014, Alemania)
 


Venganza de la crítica profesional y estudiosa hacia los “violetas de primavera”, en una performance que utiliza Fausto como excusa de creación rupturista, un crítico de vieja escuela asiste anonadado a la proliferación de críticos blogueros sin complejos ni respeto. Es capaz de adelantar cada una de las supuestas “novedades” de la versión para demostrar al ejemplar advenedizo que nada es nuevo porque le cambies la época o el vestuario. La crítica mordaz se transforma en venganza sangrienta creyendo que todo es puro teatro, ¿o no?. Divertido arranque que va perdiendo fuelle según pasan los minutos. Un desbarre entre tanto corto trascendente y depresivo.

 

ANIMACIÓN

 
WE CANT LIVE WITHOUT COSMOS (Konstantin Bronzit, 2014, Rusia)
 


Bello corto de animación, optimista y bien intencionado sobre la amistad, sobre la necesidad de mantener la conexión especial con las personas importantes de nuestra vida. Dos astronautas sometidos a pruebas infernales para seleccionar, de un grupo de ellos, a los que tripularán la nave espacial, uno como titular y otro como reserva. Dos amigos de la infancia que han seguido el camino juntos con el mismo empeño y alegría, con el mismo sueño de alcanzar la gloria como cosmonautas, hasta que la misión fracasa y la nave estalla al poco de despegar. Los astronautas 2103 y 2104 eran felices mientras estaban juntos, separados y sin posibilidad de reunirse, el superviviente pierde su estabilidad y se transforma en un ser incompleto. Así hasta que un final onírico y surrealista compensa los sinsabores previos, un bonito vuelo espacial sin nave pone fin a un bello corto de animación.

 
TEETH (Daniel Gray-Tom Brown, 2015, UK-USA-Hungría)
 
 


Mmmm, no negaré las virtudes del corto y su hiriente humor negro, ahora, dientes, lenguas y bocas pueden resultar desagradables en primer plano. En busca de la dentadura perfecta, el protagonista en off de esta historia vivirá toda su vida investigando sus dientes y los dientes de la naturaleza para combinar lo que, considera, conforma la mejor dentadura de las posibles. Aunque conseguida esa dentadura, su uso provoque unas consecuencias indeseadas que ponen colofón a un final de humor negro notable, pese a lo que el desagrado de las imágenes previas no se borra, al menos para mí.

 
NO FICCIÓN.-

 
ZIMA (Cristina Picci, 2013)
 


Otra de las mejores producciones vistas hasta ahora en el festival, de hecho si tuviera que escoger los tres mejores cortos vistos hasta ahora es posible que me quedara con tres piezas de esta sección. En menos de un cuarto de hora, con un tratamiento de la imagen exquisito, la directora nos enfrenta a las consecuencias de un invierno en los alrededores de Murmansk y el lago Baikal, el frío que sentimos a través de las imágenes y de las declaraciones de los entrevistados, un maquinista, un pescador………..enfrentados al miedo del viento y el hielo, un espacio en el que nadie sobrevive a temperaturas de hasta 35 bajo cero. La inmensidad de la naturaleza y la pequeñez del género humano, no diseñado para sobrevivir en espacios del planeta empeñado en ocupar con su inteligencia pero no con sus habilidades naturales. Recordando al Herzog de Encuentros en el fin del mundo, esta pequeña pieza consigue su propósito con creces. (Miguel Martín)