miércoles, 17 de diciembre de 2014

ST VINCENT (Theodore Melfi, 2014)


 
ST. VINCENT (Theodore Melfi, 2014) Calificación: 6

 
 


Esta película tiene todo lo preciso para resultar un tostón indigesto, tiene maduro, o viejo, huraño, desaseado, maleducado, misántropo, vecino niño, madre divorciada con problemas de horarios, una puta de buen corazón, un colegio católico con profesor de religión enrollado…………y a pesar de los tópicos, de lo previsible y convencional de muchas de sus escenas, de la apoteosis final de buen sentimiento conservador, de tener la sensación de haber visto muchas veces la misma historia, el producto funciona, y funciona a la perfección, con ligeras decaídas que se remontan y se olvidan en cuanto Bill Murray quiere y con su sola presencia, porque estamos ante uno de esos productos que no funcionarían sin el actor, pese a que, siendo sinceros, los acompañantes están a la altura, empezando por el chaval (Jaeden Lieberher), cuya expresividad, plasticidad y colegueo con Murray parecen genuinos, siguiendo por esa madre coraje dispuesta a asumir sola lo imposible (Melissa Mc Carthy) y terminando por un papel preciso y un regalo para Naomi Watts, alejada de la mujer fatal o de la madre de familia adorable y glamourosa, aquí hace de puta y stripper rusa, embarazada, muy embarazada (fundamental poder ver la película en versión original, no solo por Bill Murray, sino por el acento ruso de Naomi), vulgar, sin complejos y ruda, pero una de las pocas personas a las que Vincent respeta, es la dama de la noche, aunque medie un comercio carnal consentido.
 
 
 


La historia es muy simple, vecino cascarrabias, madre e hijo que se trasladan a una nueva ciudad, encontronazo inicial, accidente casual, contacto vecino-niño, vecino que necesita dinero y se transforma en “baby-sitter” de Oliver comenzando el camino de educación, asumiendo el rol de ese padre que no existe y que ha de enseñar las cosas importantes, cómo comportarse en un bar, como cortar el césped, cómo dirigirse a una mujer, como saber pelear en el colegio…….. no hace falta contar más, la película y su trama son muy sencillas, es el envoltorio y las situaciones las que te hacen disfrutar de lo que ves y olvidar que todo es un camino trillado hacia un final inevitablemente “feliz”, pero ¿no sería más feliz Vincent cuando su puerta estaba permanentemente cerrada y no necesitaba que nadie le ordenara su casa y su vida? ¿no echará de menos Vincent cantar a Bob Dylan cuando y donde le de la gana en vez de en ese patio polvoriento de su casa abandonada al paso del tiempo?

 
 
 


Disfrutar de Bill Murray en un papel protagonista no es cosa fácil, esa cara de palo tampoco la consiguen muchos actores sin sobreactuar, que tu cara se parezca a la de tu gato no ha de ser sencillo porque seguro que no es el gato el que cambia el gesto a las órdenes del director. Este Murray nos emparenta al Murray de Wes Anderson, pero este Murray es capaz de soportar casi exclusivamente el peso de una película pequeña haciéndola parecer mucho mejor de lo que en realidad es, por eso la recomiendo, porque se puede pasar un buen rato admirando a un actor pese a que éste se pasee con bermudas durante la mayor parte de la película, sólo le falta gorra y bolsito.
 
 
 


Atención especial a una banda sonora para poseer y escuchar, volvemos al tema recurrente de si un conjunto de canciones puede llamarse banda sonora, es igual, las canciones son pegadizas (The Nacional, Jefferson Airplane, Tweedy) y concluyen con un Bob Dylan cantado a dúo, Dylan en el disco y Murray en su hamaca de patio, largo final que revela un alma dolorida por el paso del tiempo a los sones de “Shelter from the storm”

http://youtu.be/kYLptZ4rAVE

Shelter from the Storm
 
Cobijo de la tormenta
 
 
 
'Twas in another lifetime,
one of toil and blood
When blackness was a virtue and the road
was full of mud
I came in from the wilderness,
a creature void of form.
"Come in," she said,
"I'll give you shelter from the storm."
 
Fue en otro tiempo,
un tiempo de fatigas y sangre
cuando la negrura era virtud y la carretera
estaba llena de barro
yo llegué desde el desierto,
una criatura carente de forma.
“Entra”, dijo ella,
“te daré cobijo frente a la tormenta”.
 
 
 
And if I pass this way again,
you can rest assured
I'll always do my best for her,
on that I give my word
In a world of steel-eyed death,
and men who are fighting to be warm.
"Come in," she said,
"I'll give you shelter from the storm."
 
Y si vuelvo a pasar por este camino
puedes estar seguro
que siempre haré lo mejor por ella,
de eso te doy mi palabra
en un mundo de muerte
de ojos acerados y hombres.
“Entra”, dijo ella,
“te daré cobijo frente a la tormenta”.
 
 
 
Not a word was spoke between us,
there was little risk involved
Everything up to that point had been
left unresolved.
Try imagining a place where it's always
safe and warm.
"Come in," she said,
"I'll give you shelter from the storm."
 
No cruzamos ni una palabra,
el riesgo era muy pequeño
todo hasta entonces había quedado
sin resolver
intenta imaginarte un lugar donde siempre
se esté a salvo y caliente.
“Entra”, dijo ella,
“te daré cobijo frente a la tormenta”.
 
 
 
I was burned out from exhaustion,
buried in the hail,
Poisoned in the bushes
an' blown out on the trail,
Hunted like a crocodile, ravaged in the corn.
"Come in," she said,
"I'll give you shelter from the storm."
 
Yo estaba quemado de cansancio,
enterrado en el granizo
envenenado en los espinos
y expulsado del sendero
cazado como un cocodrilo, arruinado en la mies.
“Entra”, dijo ella,
“te daré cobijo frente a la tormenta”.
 
 
 
Suddenly I turned around
and she was standin' there
With silver bracelets on her wrists
and flowers in her hair.
She walked up to me so gracefully
and took my crown of thorns.
"Come in," she said,
"I'll give you shelter from the storm."
 
De pronto di la vuelta
y ella estaba allí
con pulseras de plata en las muñecas
y flores en el pelo
se me acercó con gracia
y cogió mi corona de espinas.
“Entra”, dijo ella,
“te daré cobijo frente a la tormenta”.
 
 
 
Now there's a wall between us,
somethin' there's been lost
I took too much for granted,
got my signals crossed.
Just to think that it all began
on a long-forgotten morn.
"Come in," she said,
"I'll give you shelter from the storm."
 
Ahora hay una pared entre nosotros,
se ha perdido algo
cogí demasiado como garantía,
entendí mal la situación
lo bastante como para pensar que esto comenzó en una larga mañana ya olvidada.
“Entra”, dijo ella,
“te daré cobijo frente a la tormenta”.
 
 
 
Well, the deputy walks on hard nails
and the preacher rides a mount
But nothing really matters much,
it's doom alone that counts
And the one-eyed undertaker,
he blows a futile horn.
"Come in," she said,
"I'll give you shelter from the storm."
 
Bien, el diputado camina sobre clavos
y el predicador cabalga una montaña
pero en realidad nada importa mucho,
lo único que cuenta es la fatalidad
y el enterrador tuerto
toca un cuerno inútil.
“Entra”, dijo ella,
“te daré cobijo frente a la tormenta”.
 
 
 
I've heard newborn babies wailin'
like a mournin' dove
And old men with broken teeth stranded
without love.
Do I understand your question,
man, is it hopeless and forlorn?
"Come in," she said,
"I'll give you shelter from the storm."
 
He oído a recién nacidos sollozar
como una paloma mañanera
y ancianos con los dientes rotos
varados sin amor
¿entiendo tu pregunta, tío,
no hay esperanza ni amparo?
“Entra”, dijo ella,
“te daré cobijo frente a la tormenta”.
 
 
 
In a little hilltop village,
they gambled for my clothes
I bargained for salvation
an' they gave me a lethal dose.
I offered up my innocence
and got repaid with scorn.
"Come in," she said,
"I'll give you shelter from the storm."
 
En una aldea de la montaña
jugaron con ventaja para conseguir mi ropa
yo regateé para conseguir mi salvación
y ellos me dieron una dosis letal
yo ofrecí mi inocencia
y fui pagado con desprecio.
“Entra”, dijo ella,
“te daré cobijo frente a la tormenta”.
 
 
 
Well, I'm livin' in a foreign country
but I'm bound to cross the line
Beauty walks a razor's edge,
someday I'll make it mine.
If I could only turn back the clock
to when God and her were born.
"Come in," she said,
"I'll give you shelter from the storm."
 
Bueno, estoy viviendo en el extranjero
pero estoy dando saltos para cruzar la frontera
la belleza camina sobre el filo de una navaja, algún día la haré mía
si consigo dar marcha atrás al reloj
hasta cuando Dios y ella nacieron.
“Entra”, dijo ella,
“te daré cobijo frente a la tormenta”.