domingo, 28 de septiembre de 2014

Calvary (John Michael McDonagh, 2014), God help the girl (Stuart Murdoch, 2014), The most wanted man (Anton Corbijn, 2014) Perder la razón (Joaquim Lafosse, 2012)


POKER DE FAROL

Calvary (John Michael McDonagh, 2014), God help the girl (Stuart Murdoch, 2014), The most wanted man (Anton Corbijn, 2014) Perder la razón (Joaquim Lafosse, 2012)

Brevemente hoy comentaré cuatro películas que, por tener algún punto de interés pueden verse, pero del mismo modo, si no se ven tampoco se produce un vacío irreparable por sus deficiencias.

1º.- “Calvary”, irlandesa y de curas, no suena novedoso, lo novedoso es que ese ambiente rural se mezcla con las consecuencias de la crisis económica, la pérdida de influencia de la iglesia católica ante una baqueteada sociedad que ha abierto los ojos a los desmanes y abusos de la institución, y el rencor que la población mayoritariamente siente hacia los representantes de ese clero que tanto daño ha hecho y tan poco se ha preocupado de los más débiles. Lo mejor, con diferencia, la interpretación del siempre solvente Brendan Gleeson, lo peor que la historia parece reunir una serie de episodios como única justificación para llegar al domingo siguiente de aquél en que comienza la acción y un feligrés amenaza al cura con asesinarlo al cabo de una semana para responder de los pecados del resto de la iglesia.
 
 

2º.- “God help the girl”, británica, aunque no se si lo correcto debería ser decir escocesa, aunque, sinceramente, no noto mucha diferencia entre los barrios de Edimburgo y los de Gloucester, ni parece que hablen otra cosa que no sea inglés todos ellos. Dirigida por el líder de “Belle and Sebastian”, el conjunto de la película parece una sucesión de videoclips a mayor gloria de Emily Browning, la sugerente protagonista de la película australiana “Sleeping beauty”, intentando reflejar cómo es de dura la creación artística y de un grupo pop, las nubes flotan y el aire huele a caramelo, pero falta mucha mala leche y sobra demasiado edulcorante barato. Las canciones se conocen y la película es la “opera rock” de un disco creado con el propósito de dar origen a una obra posterior, teatral o fílmica, con el mismo nombre “God help the girl”, quizás con menos dios y más amor la cosa funcionara mucho mejor, no basta una cara y un cuerpo bonito para rellenar casi dos horas de pop.
 
 

3º.- “The most wanted man”, película de espías, de engaños y retorcimientos varios, de espías buenos y policías malos, de americanos ineficaces y alemanes entregados, el universo del miedo al musulmán, pero con incoherencias notables de guión. Se deja ver con agrado y no hace falta rascar lo visto para notar que las costuras van a estallar en cuanto te muevas. Lo mejor, el reparto, Philipp Seymour Hoffman, Willem Defoe, Rachel Mc Adams………lo peor, todo lo demás, y que los alemanes hablen en inglés pues como que te aleja un poco de la historia, estamos en Hamburgo pero no oiremos hablar en alemán ni un solo momento en la versión original, quizás si se hubiera rodado en el reino Unido y cambiáramos a alemanes por británicos la cosa funcionaría mejor, pero ya Corjbin dejó mucho que desear en su película “El americano”, y parece que su retrato de Joy Division fue un espejismo.
 

4º.- “Perder la razón”, con diferencia la más lograda de las cuatro, el proceso de deterioro mental de una mujer, que termina en tragedia anunciada en la primera escena de la película, en el seno de una relación complicada y compleja donde un médico belga ha ido adoptando a los hijos de una mujer marroquí, formándose un núcleo intercultural donde la recién llegada entra en síndrome de Estocolmo pretendiéndose más marroquí que belga. El trío Nils Arestrup, Tahar Rahim y Emilie Dequenne bordan con suficiencia sus complicados papeles, un escenario agobiante donde una mujer renuncia a su trabajo y su cualificación, entrando en depresión galopante, para dedicarse al cuidado de una familia creciente, hasta el cuarto hijo que provoca la explosión. El as de las cuatro, más que recomendable y de notable calidad, a diferencia de las otras tres propuestas.